Prevención de la violencia de género: 400 mujeres han utilizado el Botón Antipánico de Concordia

En el año 2016, el intendente Enrique Cresto comenzó a instrumentar la coordinación de los distintos programas municipales vinculados a la problemática de la violencia de género, junto a la Justicia, la Policía de Entre Ríos e instituciones intermedias de la ciudad, incluyéndose además la temática en la agenda del Consejo de Seguridad.

A través de un trabajo conjunto con  los Jueces de Familia, Fiscales y la Policía de Entre Ríos, se logra sentar las bases de uno de los programas mas trascendentes de la gestión de Enrique Cresto en el aspecto social. El municipio toma como prioridad la problemática y se disponen recursos humanos, técnicos y económicos para un trabajo articulado con organismos provinciales y nacionales.

Es así que personal del área de Informática del municipio desarrolla la aplicación para celulares SOS Concordia, que en su primer versión está dirigida a mujeres víctimas de violencia de género de alto riesgo, quienes mediante orden judicial acceden a contar con un "Botón Antipánico", generando alertas en forma inmediata a la Policía. 400 personas han utilizado el sistema que permitió la detención de muchos agresores y evitó males mayores.

"Esta política que implementó el Intendente Cresto ha permitido visibilizar una problemática latente, y generar los espacios de contención y respuesta a las mujeres que son víctimas de este flagelo que es mundial", indicó la Dra. María de los Ángeles Petit, quien es una de las coordinadoras del programa integral contra la violencia de género en Concordia.

Protocolo de Actuación Local

Como continuidad de las políticas implementadas, en marzo de 2017 se logra determinar el Primer Protocolo de Violencia de Genero local, a través del cual se visualizan las diferentes funciones y acciones de quienes orientan, acompañan, les dan refugio y tratamiento psicológico y previenen nuevos hechos a través de la app S.O.S. Concordia. De este Protocolo de Actuación Local, participan las distintas áreas del municipio involucradas (de la Secretaría de Gobierno, de la Secretaría de Desarrollo Humano y Salud, de la Secretaría de Economía, entre otras) y se vincula con los organismos judiciales y de las fuerzas de seguridad.

Para el año 2018, los convenios firmados por el Intendente Cresto con el Ministro de Justicia de la Nación y el Consejo Nacional de la Mujer permitirán trabajar en la prevención social, ya que se capacitará al personal municipal sobre género y se comenzará con cursos de Mediacion Escolar y Comunitaria, dictados por el organismo nacional, señalaron desde el municipio.

Lastiman la violencia física y la violencia psicológica

"El sistema funciona" resaltó Petit, "para nosotros cada día es un logro, ya que el cuidado de la integridad física de las victimas es un trabajo de cada minuto", aseveró. "Sin embargo, no debemos descuidar las otras formas de violencia, donde la psicológica lastima tanto o más que un golpe. La mentira, el engaño, la traición, la desilusión, muchas veces son más peligrosas que la violencia física", agregó.

"La violencia física se visualiza y por eso tiene mayor impacto social, pero las otras formas de violencia, forman personas con grandes sentimientos negativos que se trasladan a su entorno y especialmente a sus hijos", comentó.

A la hora de realizar un balance del trabajo realizado, Petit dijo que "creo que una tarea pendiente es lograr mayor cantidad de psicólogos y siquiatras abocados a este tema. La  Municipalidad posee un equipo, que ante la demanda es insuficiente y no cuenta con los recursos para aumentar ese numero de profesionales. Es por eso que esta situación debe ser considerada como una política de salud nacional y provincial", concluyó.

Galería de imágenes